Amortiguadores

Mostrando los 24 resultados

Amortiguadores lavadora

Los amortiguadores de la lavadora van situados en la parte inferior del tambor y son los elementos encargados absorber las vibraciones del tambor para evitar el máximo movimiento y estabilizar la máquina, especialmente durante el centrifugado.

Agotado | Lo sentimos, producto sin stock

Agotado | Lo sentimos, producto sin stock

Agotado | Lo sentimos, producto sin stock

9 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h

3 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h

1 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h

3 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h

3 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h

1 disponibles | En stock - Entrega en 24/48h


¿Cómo van puestos los amortiguadores de lavadora?

Normalmente los amortiguadores van sujetados por un lado al tambor y por el otro al chasis de la lavadora mediante unos pasadores de plástico, metálico o tornillos. Llevan un agujero en cada uno de los extremos para poder sujetarlos con dichos pasadores.

¿Qué le pasa con el tiempo a los amortiguadores de lavadoras?

Con el paso del tiempo, el interior de los amortiguadores se va desgastando y uno de los síntomas que lo pueden demostrar es que el aparato se mueve más de la cuenta, tiene temblores al centrifugar y traqueteos cuando las revoluciones se aceleran ya que al no amortiguar los golpes del bombo empieza moverse más de la cuenta y puede incluso a desplazar la lavarropa de sitio.

El desgaste de dichos amortidores también puede provocar otro tipo de averías mecánicas por el roce del tambor en algún sitio no deseado, como las paredes metálicas del electrodoméstico.

¿Cuántas opciones de sustitución de amortiguadores de lavadora hay?

Para la sustitución de los amortiguadores hay dos opciones; los originales que se pueden pedir por marca y modelo o bien los de marca blanca. Para escoger los adecuados de marca blanca se tiene que tener en cuenta la fuerza (Newtons) que suelen ser de 80N, 100N o 120N y las medidas de los agujeros por donde se sujetan tanto a la cuba como al mueble de la lavadora.

Por norma general, cada marca y cada modelo lleva uno diferente, pero hay varios fabricantes que son adaptables entre ellos. Para saber si un amortiguador estándar le vale, tiene que medir los casquillos que lleva en los extremos y saber la fuerza que aguanta (generalmente lo lleva escrito en el lateral). Si no encuentra su amortiguador o no está seguro, nos puede consultar a través del correo electrónico o el Whatsapp